viernes, 23 de noviembre de 2012

Niños descalzos, más inteligentes


La expresión "más contento que un niño con zapatos nuevos" ha perdido vigencia: los niños de hoy tienen varios pares, incluso los bebés. No obstante, ir descalzos, especialmente antes de saber andar, sigue siendo una buena costumbre. A los beneficios físicos conocidos se añade otra ventaja: el desarrollo intelectual. Lo dice no solo un estudio sino varios de ellos, recopilados en un artículo publicado por Isabel Gentil, profesora de la Escuela de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la Universidad Complutense de Madrid. Al parecer, los niños y niñas que va a menudo descalzos tienen una maduración más temprana, y ven favorecidos el desarrollo propioceptivo (mayor conciencia corporal) y el desarrollo intelectual. El artículo se publicó en la Revista Internacional de Ciencias Podológicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario