lunes, 10 de mayo de 2021

Ir a un balneario mejora la salud

CONVIENE QUE EL TRATAMIENTO INCLUYA DIETA



Pasar una semana en un balneario o en un spa siguiendo una dieta ligera es más que un lujo. Según un estudio realizado en la Universidad Thomas Jefferson y publicado por Integrative Medicine. A Clinician's Journal, la estancia puede implicar un cambio cualitativo en la salud. Aunque el tratamiento en balnearios posee siglos de tradición, hasta ahora apenas se habían realizado análisis de los efectos de un tratamiento habitual. Andrew Newberg, director de investigación en el Centro de Medicina Integrativa Jefferson-Myrna Brind, diseñó una cura modelo para el estudio que incluía dieta terapéutica (a base de fruta, vegetales crudos y al vapor, infusiones laxantes...), meditación, hidroterapia de colon y yoga. El plan fue seguido pr 15 personas sanas de 13 a 85 años, a las que se realizaron exhaustivas series de análisis antes y después de la semana en el balneario. La evaluación de los resultados evidenció una pérdida de peso en torno a los 3 kg, un descenso del 7,7% en la presión arterial diastólica y del 5,2% en el colesterol, así como una disminución de los niveles de mercurio  (un metal neurotóxico). El estudio también constató una reducción en los niveles de ansiedad y depresión. Las conclusiones de los investigadores pueden servir para que los médicos receten curas en balnearios que incluyan dieta como parte de sus tratamientos ante enfermedades frecuentes.


lunes, 3 de mayo de 2021

Vivir con un propósito

 

Fijar nuestros propios objetivos y poner todo nuestro empeño en realizarlos nos aporta equilibrio y fuerza interior


Vivir sin propósito es vivir a merced del azar -del acontecimiento fortuito, de la llamada telefónica o el encuentro casual- porque no tenemos una norma que nos permita juzgar qué vale la pena hacer y qué no. Las fuerzas exteriores nos impulsan, como un corcho que flota en el agua, sin que nuestra iniciativa fije un curso específico. Vamos a la deriva. En cambio, vivir con propósito es utilizar nuestras facultades para lograr las metas que hemos elegido: estudiar, crear una familia, empezar un negocio, mantener una relación romántica feliz. Son nuestras metas las que nos impulsan, las que vigorizan nuestra vida.

De todos modos, los propósitos que nos animan tienen que ser específicos. Yo no puedo organizar mi conducta de manera óptima si mi objetivo es únicamente "hacer lo que pueda". Mis metas tienen que ser concretas: salir a correr treinta minutos cuatro veces por semana, completar una tarea (bien definida) en diez días, comunicar a mi equipo en nuestra próxima reunión exactamente lo que exige el proyecto... Con este grado de concreción puedo controlar mi progreso, comparar las intenciones con los resultados, modificar mi estrategia y ser responsable de lo que consigo. Vivir con propósito es interesarse por estas preguntas: ¿Qué estoy intentando conseguir? ¿Cómo lo estoy haciendo? ¿Por qué pienso que estos medios son adecuados? ¿Tengo que hacer algún ajuste en mi conducta? ¿Tengo que reelaborar mis objetivos?

Así pues, vivir con propósito significa vivir con un alto nivel de consciencia. A la mayoría de las personas le resulta más sencillo comprender estas ideas aplicadas al mundo laboral que a las relaciones personales. En las relaciones íntimas es fácil imaginar que con el amor basta, que la felicidad llegará algún día, y si no llega, es porque no encajamos. Las personas rara vez se preguntan: "Si mi meta es tener una relación con éxito, ¿qué debo hacer? ¿Qué acciones son precisas para crear y mantener la confianza, la intimidad, la excitación, el crecimiento?". Los propósitos que no se relacionan con un plan de acción no se realizan. Solo existen como anhelos frustrados.


Vivir con propósito exige cultivar en nosotros mismos la capacidad de autodisciplina, o lo que es lo mismo, organizar nuestra conducta en el tiempo al servicio de tareas concretas. La autodisciplina consiste en ser capaz de posponer la gratificación inmediata al servicio de una meta lejana. Es la capacidad de proyectar al futuro las consecuencias de pensar, planificar y actuar a largo plazo. Pero una vida con propósito no significa no dedicar tiempo o espacio a descansar, relajarse, aprovechar el ocio y tener actividades superficiales o incluso frívolas. Simplemente significa que estas actividades se eligen conscientemente. Y en cualquier caso, el abandono temporal de todo propósito también tiene el suyo, tanto si se busca conscientemente como si no: la regeneración.

Vivir con propósito supone aceptar cuatro cuestiones:

  • Asumir la responsabilidad de la formulación de nuestras metas y propósitos de manera consciente. Para tener el control de nuestra propia vida, tenemos que saber lo que queremos y dónde queremos llegar: ¿Qué quiero para mí en cinco o diez años? ¿En qué quiero que consista mi vida?

  • Interesarse por identificar las acciones necesarias para conseguir nuestras metas. Si nuestros propósitos son propósitos y no ensoñaciones, tenemos que preguntarnos: ¿Cómo voy a llegar desde aquí?

  • Controlar la conducta para verificar que concuerda con nuestras metas. Podemos tener propósitos definidos claramente y un plan de acción razonable, pero nos salimos del camino a causa de distracciones, problemas inesperados, por la presión de otros valores o por una reordenación inconsciente de nuestras prioridades.

  • Prestar atención al resultado de nuestros actos para averiguar si conducen adonde queremos llegar. Nuestras metas pueden estar claras y nuestros actos ser congruentes, pero nuestros cálculos sobre los pasos que tenemos que dar pueden resultar incorrectos. Quizá no tuvimos en cuenta algunos hechos. Quizá algún elemento ha cambiado el contexto



Que la práctica de vivir con propósito sea esencial para la autoestima no debe entenderse como que la medida de la valía de una persona son sus logros externos. Admiramos los logros -los nuestros y los de los demás-, y es natural y adecuado que lo hagamos. Pero esto no quiere decir que la autoestima dependa de ellos. La raíz de nuestra autoestima no está en nuestros logros sino en aquellas prácticas generadas desde el interior que, entre otras cosas, nos permiten alcanzarlos.

Vivir con propósito es una orientación fundamental aplicable a todas las facetas de la vida. Significa que vivimos y obramos de acuerdo con nuestras verdaderas intenciones, una característica distintiva de las personas que tienen un alto nivel de control sobre sus vidas. La práctica de vivir con propósito es el quinto pilar de la autoestima.


Fuente: Los seis pilares de la autoestima, de Nathaniel Branden


lunes, 26 de abril de 2021

Tips para subir el ánimo

 


DISEÑA UN PROGRAMA. Cada vez que se presente un cambio importante en tu vida, prepara un programa de acción claro. Tener tu propio plan te ayudará a mantenerte en una actitud positiva y evitará que la incertidumbre te bloquee o te hunda.

BUENOS MOMENTOS. El cerebro tiende a recordar más las experiencias negativas que las positivas. Por fortuna, también se sabe que los nuevos patrones de pensamiento pueden cambiar la fisiología del cerebro. Por eso cada vez que algo bueno te ocurra, disfrútalo, saboréalo con conciencia unos minutos.

CREA UNA ATMÓSFERA de confianza para que las personas que te rodean se sientan cómodas para decir lo que piensan y den rienda suelta a su creatividad. No se trata de recrearse en los errores sino de ser capaces de dirigir las conversaciones hacia la búsqueda de soluciones.


lunes, 19 de abril de 2021

Por qué es tan importante la amistad


Disfrutar de la compañía de nuestros amigos es mucho más que una forma agradable de pasar el rato. La amistad nos hace mucho más felices y mejora nuestra salud, tanto física como mental.

  • Relacionarse con nuestros congéneres es una necesidad primaria. La pertenencia a un grupo social proporciona, en todas las especies, seguridad, protección y, por lo tanto una mayor posibilidad de supervivencia.

  • Este instinto atávico está todavía presente en los seres humanos. Según recientes estudios, disfrutar de una buena amistad aumenta las endorfinas (las hormonas del bienestar), por lo que nos hacen sentir más felices y optimistas.

  • La amistad también influye muy positivamente en nuestra salud. Según el estudio citado anteriormente, las personas que disfrutan de la compañía de buenos amigos pueden vivir hasta un 22% más que los que prefieren la soledad, además de disfrutar de una mejor forma física.

  • La amistad, además, contribuye a aumentar la autoestima. Disfrutar de una vida social satisfactoria, ser apreciado y valorado por nuestros semejantes, nos hace personas más sólidas, positivas y mucho más confiadas.


lunes, 12 de abril de 2021

Respetar la intimidad del otro

 


La pareja se constituye sobre la base del compromiso y respeto mutuos. Sin embargo, a veces, vulneramos el espacio personal del otro, llevados por la inseguridad y un irracional sentimiento de propiedad. Esto puede tener graves consecuencias.

  • Influidos por el engañoso concepto romántico de que los enamorados se convierten en una unidad indivisible, creemos que lo lícito es conocer todo lo que nuestra pareja hace, siente o piensa. Sin embargo, todos tenemos derecho a un espacio íntimo y personal en el que nadie debe entrar. Además, su existencia es vital para seguir enriqueciéndonos como personas y para mantener nuestra esencia. Fundirse el uno con el otro acabará por agobiarnos y sofocar peligrosamente la relación.
  • La persona con la que compartimos nuestro proyecto de vida está con nosotros libremente, por lo que no debemos sentirnos inseguros ni desconfiar de ella. Si algo nos hace pensar mal, debemos exponérselo inmediatamente, en lugar de hacer elucubraciones que nos angustien.
  • Es humano, pero muy poco recomendable caer en espiar las cosas del otro, como los emails o los mensajes de móvil. Nos hará ver fantasmas, incluso si no los hay, y estaremos violando su intimidad y haciendo algo que no querríamos que nos hicieran a nosotros.


lunes, 5 de abril de 2021

Atreverse a viajar solo... ¡Vale la pena!

 


Hoy en día no es fácil tener alguien con quien viajar. Si las vacaciones no coinciden con las de tu pareja, o si no la tienes, es complicado coincidir en fechas con amigos que a su vez no dediquen todas sus vacaciones a su pareja o familia.

  • No estamos acostumbrados a que, pese a tener pareja, podamos viajar con amigos o hacerlo solos. Pero no solo es posible, sino también muy enriquecedor, ya que es una experiencia muy enriquecedora.
  • Viajar solo produce miedo por varias razones: el principal temor que manifiestan las personas es no soportar la soledad, el no tener a nadie más que a uno mismo con quien compartir los avatares y descubrimientos del viaje. En segundo lugar, está el miedo a que nos pase algo malo por la invulnerabilidad del que está solo.
  • Eligiendo bien el destino y comportándonos de forma prudente, no tiene por qué haber mayor peligro. Es bueno informarnos bien sobre los lugares a los que queremos ir para evitar sorpresas desagradables.
  • Es importante olvidarnos de la vergüenza que puede producirnos, por ejemplo, comer solo en restaurantes.
  • Viajar solo nos aporta enriquecimiento personal, adquisición de una mayor fortaleza, capacidad de improvisar y la posibilidad de conocer a más personas.


lunes, 29 de marzo de 2021

Autismo

 


¿QUÉ ES EL AUTISMO?

Consiste en un trastorno del desarrollo de algunas funciones psicológicas, que se caracteriza por dificultades en las relaciones  sociales, en la comunicación y por conductas rutinarias y repetitivas. Suele detectarse antes de los 3 años de edad, pero, en algunos casos, ya se observan señales sospechosas unos meses después del nacimiento. El autismo, en algunas ocasiones, se manifiesta solo con algunos de sus rasgos. Actualmente, estos casos se incluyen en un grupo llamado "trastorno del espectro autista"., que afecta al 1% de la población y es más frecuente en el sexo masculino. Este grupo, además del autismo clásico, incluye un síndrome llamado de Asperger (por el médico que lo describió) y un autismo atípico llamado trastorno del desarrollo no específico. 


CAUSA

No se sabe con certeza, pero están implicados algunos genes alterados, posiblemente por factores ambientales desconocidos. También se han observado desequilibrios en las sustancias que transmiten los impulsos en el cerebro. Por último, se cree que intervienen factores psicológicos, como podría ser un déficit emocional que dificulta la afectividad. Actualmente, se ha rechazado la influencia de la educación familiar y de algunas vacunas.


SÍNTOMAS:

-Autismo clásico. En ocasiones, ya se puede sospechar a los 12 meses de edad, pues el afectado no reacciona al oír su nombre, o bien a los 14 meses, cuando no señala los objetos de su interés.
A partir de los 18 meses y antes de los 3 años de edad, el 75% sufre un retraso mental más o menos importante y los síntomas pueden consistir en:
- no mirar nunca a los ojos ni seguir con la mirada a los padres.
- no mostrar agrado cuando se le acaricia.
- no tener interés por los otros niños.
- no usar juguetes (solo los agita o golpea).
- no jugar a situaciones imaginarias (por ejemplo, dar de comer a un muñeco).
-tendencia a aislarse y permanecer horas inmóvil.
- retraso importante del lenguaje y repetición de lo que oye.
- conductas rutinarias (coloca a loa objetos siempre de la misma manera).
- balanceo del cuerpo, giros con la cabeza o movimientos rápidos de las manos delante de los ojos.
- intolerancia a los cambios.


-Síndrome de Asperger. No existe retraso mental ni problemas de lenguaje. Solo dificultad para relacionarse con los demás y algunas conductas e intereses anormales, pero los síntomas siempre son más leves que en el caso anterior.


-Autismo atípico. Solo provoca algunas dificultades para relacionarse y comunicarse con los demás. Hay menos síntomas que en los casos anteriores y son más leves.


QUÉ HACER.

Con el tratamiento adecuado, en muchos casos, se puede conseguir una actividad escolar y laboral aceptable, pero hay que iniciarlo lo antes posible. Es necesaria la colaboración de educadores, psicólogos y familiares para ir entrenando las funciones que no se han desarrollado espontáneamente.



lunes, 22 de marzo de 2021

Cómo manejar los sentimientos de celos

 


No son una muestra de amor, sino todo lo contrario. Aunque siempre se ha dicho que pueden ayudar a despertar una pasión dormida, los celos son un problema que es necesario combatir, cueste lo que cueste, sobre todo si empieza a alterar la buena marcha de la relación.

  • Si eres tú el/la celoso/a. En primer lugar, debes reflexionar sobre los sentimientos que te provocan los celos. Puede que se deba a una experiencia negativa que tuviste en el pasado o, simplemente, es una cuestión de inseguridad y falta de confianza en ti mismo/a. El segundo paso será tratar de utilizar la cabeza em lugar del corazón. Cuando te ataque el comezón de los celos, piensa de forma objetiva si están justificados y si realmente te va a servir de algo provocar a tu pareja. Si ésta hace alguna cosa que te molesta, habla con ella e intenta solucionar el problema.
  • Si lo es tu pareja. Es comprensible , por ejemplo, que pueda sentirse algo inquieto/a sobre la relación que mantienes con alguna persona en concreto. En este caso, basta con hablar con ella y explicarle que su desconfianza no tiene razón de ser. Lo que ya no es tan normal es que te controle y coarte tu libertad con la excusa de "quererte demasiado", Si ésta es la situación, debes dejarle claro que hay unos límites que nunca debe rebasar.


lunes, 15 de marzo de 2021

Saca el mejor provecho de tus cualidades según tu carácter

 


Destacar tus aspectos positivos te ayudará a ser mejor persona


Introvertido, extrovertido, racional, sociable... todos los rasgos de nuestro temperamento tienen su parte positiva y su parte negativa. Equilibrar estos dos polos será la clave de nuestro éxito personal.


Todos nacemos con un temperamento determinado y, aunque los acontecimientos que experimentamos en la vida pueden modelarlo, hay muchos rasgos que no cambian nunca. Para que estas características propias jueguen a nuestro favor es necesario conocerlas primero y potenciarlas después.. Tal como decía la escritora suiza Madame de Staël, "Se demuestra tener carácter cuando se puede dominar el carácter propio". Es, sin duda alguna, la mejor estrategia para que podamos dar lo mejor de nosotros mismos.


SENSIBLE, EL ARTISTA INCOMPRENDIDO

Introvertido, intuitivo y con una gran imaginación, tus muchas cualidades te llegan de forma instintiva, sin que tengas que esforzarte para ello. Brillas especialmente en todo lo que esté relacionado con el arte y la cultura. Tienes talento, de eso no hay duda, pero no siempre eres consciente de ello o, si lo eres, es probable que no tengas la fortaleza para demostrarlo, debido a tu gran inseguridad.

  • Qué hacer. Sal de tu cascarón y trata de ser más extrovertido/a. Esfuérzate por salir de casa, conocer gente nueva y, si lo necesitas pedirle a los demás que te echan una mano. Si, al mismo tiempo, tratas de tener una mayor confianza en ti mismo/a, el éxito está garantizado.

EQUILIBRADO, UN VALOR SEGURO

Eres una persona tranquila y de sólidos principios. Te piensas muy bien las cosas antes de actuar y raramente te equivocas. Los demás ven en ti un compañero fiable y sincero, que nunca les dejará en la estacada. Tan solo tiene un problema, en ocasiones pecas de prudente y no te atreves a ir más allá de donde estás. El miedo a fracasar puede convertirte en una persona pasiva y sin ambiciones.

  • Qué hacer. De vez en cuando, rétate a ti mismo y lleva a cabo alguna que otra "locura" que te ayude a ganar confianza, de esta manera le irás perdiendo el miedo a lo desconocido y te convertirás en una persona más valiente y activa.

SOCIABLE, EL AMIGO DE TODOS

Te encanta estar siempre rodeado de gente y tienes la habilidad especial de llevarte bien con todo el mundo. Simpático y extrovertido, eres una persona muy entusiasta y con una gran capacidad para pasártelo bien. Tu problema es el exceso de confianza, tanto en ti mismo como en el destino. Crees que las cosas siempre saldrán bien como por arte de magia y no te esfuerzas lo suficiente para llevar adelante tus proyectos.

  • Qué hacer. Debes darte un baño de realidad y comprender que la suerte no siempre te sonreirá. Piensa bien antes de actuar y trabaja duro para recoger tus frutos.

LÍDER, EL QUE SABE MANDAR

Tienes carisma personal, dotes de mando y una gran capacidad de organización, todas las cualidades imprescindibles para conducir a un equipo de personas con éxito. La otra cara de la moneda es tu afán por hacer que el mundo gire a tu alrededor y la elevada exigencia que tienes de ti mismo y de los demás. Tu carácter rígido y, en ocasiones, intransigente, pueden convertirte en una persona difícil de tratar.

  • Qué hacer. Tienes que bajar, de vez en cuando, de tu pedestal y ponerte a la altura de los demás. Practicar la empatía, tratando de comprender los sentimientos de las personas que te rodean, te ayudará a ser más humano y dulcificar tu carácter.


TEST

¿CUAL ES TU TEMPERAMENTO?


1 Cuando vas de excursión, lo que más te gusta hacer es...
_A. Contemplar la naturaleza.
_B. Prepararla con antelación.
_C. Pasarlo bien con tus amigos.
_D. Organizar las actividades.


2 En el trabajo, el puesto que más te define es...
_A. El creativo.
_B. El organizador.
_C. El relaciones públicas.
_D. El jefe.


3 Cuando vas a una reunión, lo que sueles hacer es...
_A. Pasar desapercibido.
_B. Ser educado y cortés.
_C. Hablar con todo el mundo.
_D. Hacer contactos.


4 La forma de relacionarte con tu pareja es...
_A. Muy romántica.
_B. Cordial, como dos amigos.
_C. Divertida y enriquecedora.
_D. Apasionada pero difícil.


5 Lo que más te interesa en tu tiempo de ocio es...
_A. Leer, escuchar música...
_B. Descansar y estar tranquilo.
_C. Estar con tu familia y amigos.
_D. Hacer deporte, viajar...



RESPUESTAS


Mayoría de A:
Sensible. Original y creativo, tienes alma de artista.

Mayoría de B:
Equilibrado. Inteligente y racional, siempre sabes cómo actuar.

Mayoría C:
Sociable. Eres extrovertido/a y te llevas bien con todo el mundo.

Mayoría D:
Líder. Gracias a tus dotes de mando , logras que los demás te sigan.