lunes, 2 de diciembre de 2013

LAS ETAPAS DE UNA RELACIÓN SENTIMENTAL


La trayectoria de una pareja pasa por varias fases: el enamoramiento, la llegada del primer hijo, la época de la madurez... Cada una de ellas tiene sus ventajas e inconvenientes y, para disfrutar plenamente de todas ellas, es importante saberse adaptar a sus características. Cómo hacerlo:

-Los seis primeros meses. El deseo sexual es tan intenso y apabullante que todo lo demás queda en un segundísimo plano. Qué hacer. Por muy fuerte que sea la pasión, nunca pierdas de vista otros aspectos importantes de tu relación. Te ayudará a conseguir continuidad en el futuro.

-Los tres primero años. La unión se afianza día a día y, si fuiste cauto/a en la etapa anterior, viviréis una época muy plena y feliz. Qué hacer. Aprovecha la confianza de la que gozáis para limar posibles asperezas y adaptaros mejor el uno al otro.

-A partir de los tres años. La unión es total, aunque es posible acusar una cierta monotonía, sobre todo por lo que respecta al sexo. Qué hacer. No te olvides de los mimos y sigue ganándote el amor de tu pareja a diario.

-Llegan los niños. Aumentar la familia refuerza los lazos, pero también puede convertirse en una fuente de problemas. Qué hacer. No renunciéis a la intimidad. Reservaros momentos para estar solos y tranquilos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario