viernes, 7 de febrero de 2014

Herpes labial: algo más que un problema estético


Se trata de una enfermedad muy común que aparece sobre todo en los labios, aunque también puede hacerlo en la nariz o en el interior de la boca. Está causada por un virus que permanece en el tejido nervioso, por lo que suele ser recurrente y reaparecer más de una vez.
  • El primer síntoma es una sensación de hormigueo, picor o quemazón. A continuación, empiezan a aparecer unas pequeñas ampollas dolorosas que se rompen y supuran, formando unas costras amarillentas.
  • Este virus es muy contagioso. Se trasmite por el contacto directo y también indirecto (a través de vasos, barras de labios, toallas, etc.)
  • Sin tratamiento, el proceso suele durar unas dos semanas. Para acelerar la curación, se puede tomar un medicamento antiviral. Las molestias se pueden aliviar lavando la zona suavemente con agua y jabón antiséptico y aplicar hielo o calor en la zona afectada.
  • El virus puede reactivarse durante la menstruación, tras las exposiciones al sol, al tener fiebre, en situaciones de estrés, etc.


No hay comentarios:

Publicar un comentario