jueves, 13 de febrero de 2014

Dificultades para perder peso


Perder peso no es únicamente una cuestión de calorías. Cuando, a pesar de mantener una dieta equilibrada y hacer ejercicio, no hay manera de eliminar los kilos de más, hay que ir a buscar otras razones.
  • Ojo con las grasas ocultas. Son las llamadas grasas "trans" o grasas hidrogenadas, un tipo de lípidos que, además de aumentar el colesterol "malo" y el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares, producen sobrepeso. Se encuentran en la bollería industrial, muchos precocinados ("nuggets", patatas fritas congeladas...), "snacks" y aperitivos.
  • Estrés excesivo. La tensión nerviosa produce una sustancia en el cerebro (un péptido llamado NPY) que estimula la producción de tejido graso. Además, el estrés puede hacer que comamos con más ansiedad y, por lo tanto, en mayor cantidad.
  • Problemas con la flora intestinal. La absorción de las calorías por parte del organismo depende de la composición de la flora intestinal. Para conseguir el equilibrio de la flora, aumenta el consumo de cebollas, endibias y plátanos, ya que son alimentos que favorecen el desarrollo de bacterias beneficiosas.
  • Sueño insuficiente. Recientes estudios han demostrado que dormir menos horas de las necesarias aumenta la necesidad de comer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario